Así Nació: Las Enchiladas

Pensando un dia en, que cosas nuevas podria poner en el blog? se me ocurrio hacer una nueva seccion llamada “Así Nació” en donde les relataré historias ficticias acerca de diversas  cosas que se me ocurran y me permitan hechar a volar mi imaginación jajaja, bueno pues a continuacion los dejo con la primera de estas historias.

Para quien no sepa las enchiladas son un platillo típico mexicano que consiste en una tortilla de maíz bañada en salsa de jitomate y puesta a freír un poco en aceite para después ser rellenada ya sea con carne o con verduras como: papas, zanahorias y hay hasta quien le pone pasas o si lo desean también pueden combinarlas, arriba llevan un poco de queso rallado, lechuga y hay quienes le ponen más salsa arriba y chile (sin albur) jalapeño o bien ©Salsa Huichol , también hay quien las baña en salsa verde, en fin una gran variedad.

Enchiladas dulces colimenses

Enchiladas dulces colimenses

Pues resulta que hace mas de un montón de años se encontraba un señor de nombre Chiliquil, el se dedicaba a vender comida en su pequeña carreta ambulante por las calles de un pueblo pintoresco en el insipiente país mexicano, todos los días desde que cantaba el gallo a las 5:00am se levantaba para preparar los utensilios que le darían durante todo el día lo necesario para poder vivir y subsistir el siguiente día, así pasaba día tras día, semanas, meses y años hasta que comenzó a notar que sus ganancias iban decayendo poco a poco a tal grado que aquel día que no salía a pregonar sus platillos ese día no tenía dinero para comer, así pasaron semanas y el asunto cada vez se volvía mas critico ya que en ocasiones tenía que comer su propia mercancía y sus ganancias se veían disminuidas a tal grado que para el siguiente día solo trabajaba medio turno y no porque no le gustará trabajar, sino porque su mercancía cada día era menos, entonces pensó que debería dejar ese negocio y comenzar uno nuevo con el poco dinero que aún le quedaba. Al día siguiente mientras recorría las calles perfectamente empedradas de aquel pueblo como si de un rompecabezas se tratara, escucho su nombre con ímpetu:

– Chiliquil, Don Chiliquiil!

- Si, dígame señora que sucede

- Fíjese que me han recomendado sus platillos, que son muy buenos y verá, mañana se anuncia el compromiso de mi hijo con su novia y quiero hacer una fiesta para celebrar el acontecimiento y necesito que usted me haga la comida.

- Muy bien señora solo que…

- En cuanto a la comida me gustaría que hiciera…

- Si pero necesito dine…

- Unos frijolitos puercos con queso

- Si pero…

- Un rico pollo en mole

- Si pero…

- Para acompañar una salsa y aderezos

- Es solo que necesi…

- Y también un pozole, y yo creo que con eso será suficiente, algo ligero usted sabe queremos mantener la línea jajaja, bueno lo espero mañana al medio día, llegando le pago, ahora a conseguir el mariachi de Don Pepe y demás cosas…

- Pero, pero vaya señora tan apresurada que ni tiempo me dio para explicarle que ocupaba de menos la mitad del dinero para poder comprar los ingredientes y ahora que hago.

El resto del día Don Chiliquil estuvo pensando en cómo le haría para salir de tremenda responsabilidad que le había impuesto aquella señora, mientras vendía sus platillos se le veía distraído, ese día al llegar a su casa cansado de su ardua labor no paraba de pensar en que es lo que haría para poder cumplir con ese compromiso. Al día siguiente al canto del gallo se levanto como todas las mañanas, reunió todo el dinero del que disponía y salió al mercado a comprar lo necesario.

No hay tiempo que no llegue ni plazo que no se cumpla. Se hicieron las 12:00pm y Don Chiliquil llega a casa de la señora, toco a la puerta y salió la señora igual de apresurada viendo que todo saliera bien y dijo:

- Por dios santo, Don Chiliquil pensé que no llegaría no sabe lo difícil que es organizar este tipo de cosas.

- Si señora trato de imaginarlo.

- Bien pase usted y ponga todo en la cocina, no tardan en llegar los invitados para comenzar a servir.

- Si, si claro en cuanto a eso quisiera comentarle…

- Si, si bien ahorita le pago por eso no se preocupe lo importante es que todo salga bien, ya vuelvo voy a ver qué pasa con el mariachi, ese Don Pepe es un vago.

Don Chiliquil puso lo que traía en la cocina y comenzaron a llegar los invitados, después llego el mariachi un poco retrasado y comenzó el festejo, el mariachi tocando, los invitados bailando y el anuncio esperado correspondido por la novia y sus padres, todo hasta ese momento había salido a pedir de boca, se llego la hora de comer y seguir disfrutando de aquella fiesta, la señora apresurada entra a la cocina y le pagó a Don Chiliquil, esté apenado por recibir el dinero y no tener todo como la señora se lo había pedido alcanzo a la señora que se dirigía a donde se encontraban su hijo y su ahora prometida.

- Señora, señora

- Si digame, pasa algo, no le he dado lo suficiente.

- No, no es eso, al contrario, verá usted, tenga ( Don chiliquil le regresó a la señora más de la mitad del pago que había recibido hace unos momentos).

- Y esto, que acaso tan baratas están las cosas hoy en día?

- No, verá usted no he podido comprar todo lo necesario y lo que tiene usted en la cocina es un platillo que preparé con aquello que pude comprar hoy por la mañana. De los frijoles puercos con queso solo pude conseguir el queso, del pollo en mole a duras penas compre una gallina en el mercado, en cuanto a los aderezos pues solo una salsa de jitomate pude preparar y en cuanto al pozole solamente la lechuga con que va acompañado es lo que pude comprar.

- Como dice, y que fue lo que preparó?, no puede ser, Valgame dios.

Después del desagradable momento Don Chiliquil viendo que en ese lugar ya no había oportunidades, decidió vender su casa y viajar para establecerse en un nuevo pueblo, mientras tanto la señora al ver que era lo único que tenia para servir eso fue lo que ofreció a sus invitados, tortillas bañadas en salsa de jitomate fritas rellenas de gallina deshebrada, decorada con lechuga arriba y queso. Tiempo después a ese platillo que tanto gustó a los comensales de aquella fiesta le llamaron enchiladas en recuerdo del coraje de aquella señora, el platillo se hizo famoso en aquel pueblito, el cual fue regándose por los alrededores volviéndose en uno de los platillos típicos de la cultura mexicana. Y en cuanto a Don Chiliquil solo se sabe que se estableció en un rancho de algún lugar del norte del país en donde se hizo famoso por sus tortillas en trozos con salsa de jitomate y acompañadas con quesos o crema que servía en una hacienda de uno de los terratenientes del lugar, aaahh por cierto aquel platillo lo llamaron Chilaquiles en honor al nombre de aquel señor, pero esa es otra historia.

Chilaquiles

Creative Commons LicenseBy MiGuE bLoG by Miguel Angel Vidal is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

About these ads
  1. hola disculpa fijate que tengo mi examen de comida mexicana y quiero hacer chilaquilas con las 2 salsas me puedes var la receta y la historia porfa soy de guatemala gracias telo a gradesco mucho mi examen es el lunes 20 de julio del 2009

  1. No trackbacks yet.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: