El Verdadero Significado de Ceder un Asiento en el Camión

Reglas para ceder el Asiento!

Para quienes hacemos las cosas a conciencia, no como quizas usted que hace todo así nomás, el ceder un asiento en el colectivo no encierra un simple gesto de cortesía; NO, se trata de un complejo proceso donde intervienen factores sociales, físicos y emocionales, como la solidaridad, el déficit de transporte público, los celos, el cálculo, la miseria humana, la inercia, el cansancio y la envidia.

¿QUÉ PERSONAS DEBEN SER CONSIDERADAS CANDIDATAS AL CEDIMIENTO DE NUESTRO ASIENTO?

Mujeres embarazadas, niños menores de cinco años, personas con niños en brazos, ancianos, gente con problemas físicos, gente que lleva paquetes pesados, gente muy muy cansada, personas con ancianos en brazos, ancianos que llevan paquetes, gente ligeramente mayor que uno en general, etc. En resumen, todo el mundo menos usted, despreciable criatura.

¿QUÉ GANO YO DANDO EL ASIENTO? ¿EH? ¿QUÉ GANO?

Cierta consideración y respeto por parte del resto del pasaje, que puede servirle como argumento para asumir el liderazgo del grupo en el hipotético caso de que, por ejemplo, el colectivo caiga por un puente y terminen todos en una isla, o que explote una bomba atómica y mueran todos salvo los que están encerrados en el colectivo (por ejemplo, si el colectivo está forrado en plomo), y deban arrancar la civilizacón desde cero.

¿QUÉ PASA SI JUSTO ESTOY DANDO EL ASIENTO Y OTRA PERSONA SE LEVANTA AL MISMO TIEMPO QUE YO?

Usted debe hacer los suficientes esfuerzos para avisar de su oferta como para que nadie sospeche de un acto de hipocresía de su parte (tipo levantandose un segundo después de que la eventual embarazada eligió el asiento del otro tipo). Si su asiento resulta elegido para brindar el servicio, se le permite cierta mirada de triunfo y desprecio por sobre el otro contendiente; en cambio, si el asiento ganador resulta ser el otro, debe taladrar a la embarazada o el anciano con una notoria mirada de despecho hasta que ésta reconozca –mediante una bajada de cabeza en señal de gratitud secundaria- su mérito. De ese modo se le arrebata medio punto al contendiente, que de otro modo ganaría un punto entero. A continuación puede volver a sentarse, ya que si bien los dos han aumentado su puntaje, tampoco que se tienen que joder los dos. Aproveche su ventaja posicional para estudiar a su oponente, que pueder ser un potencial rival en el liderazgo de cuando pase lo de la isla.

¿Y SI QUIEN OFRECE EL ASIENTO SIMULTÁNEAMENTE A MÍ ES UNA SEÑORA O UNA JOVENCITA?

En estos casos, el llamado de atención al pasajero beneficiado debe hacerse con mayor impetu, haciendo aspavientos con los brazos o gritando “¡Acá, acá!” si es necesario vaya por el y orientelo a su lugar (puede que este sea ciego) pero teniendo cuidado de no alejarse demasiado o de lo contrario puede llegar a ser agandallado su aciento que trata de ceder por algun hijo de pu&%/ta o en su peor caso por alguna ñora en perfectas condiciones que puede irse de pie. Ser vencido en su caballerosidad por una mujer es uno de los eventos más humillantes e indignos que pueden ocurrirle a una persona (hombre). Es casi como si el asiento se lo hubieran dado a usted, y entonces dígale adiós a la posibilidad de ser el macho dominante de la tribu (cuando pase lo de la isla); más bien vaya practicando algunos números de malabarismo o acrobacia, ya que su posicipon social nunca logrará superar la del bufón o saltimbanqui de la comunidad. Eso si tiene suerte y no le dan un puestito en el harém del Gran jefe, para cuando el tipo quiera ponerle un poco de “pimienta” un poco sus costumbres maritales.

(CON LA ESPINA DORSAL HELADA) ¿HAY FORMA DE REMONTAR ESTA SITUACIÓN?

Se puede recuperar entre un cuarto y medio punto a través de una suerte de “clearing” de asientos, ofreciéndole su asiento a la señora o la jovencita que cedió el asiento en un principio. Suele ocurrir que las muy reverendas hijas de pu%$&ta no lo acepten, así que deberá recurrir a toda su capacidad de persuasión, seducción e incluso atemorización (abrir el saco y exhibir una navaja retráctil suele rendir buenos frutos o tambien golpear su mano izquierda en forma de puño sobre la palma de la mano derecha); si aún así su asiento sigue siendo despreciado, la única forma de evitar un completo oprobio (reemplazándolo por un oprobio parcial) es “perdiendo” el asiento y realizando el resto del viaje parado, aunque el asiento sea aprovechado por un sujeto que no lo merezca, digamos, alguien como usted (tenga en cuenta que este cuarto sujeto, con este antecedente puede ocupar el lugar de saltimbanqui del pueblo, así ud. puede zafarse y conseguirse algún puestito de artesano o herrero o tal vez mozo en la hacienda del mas rico del lugar, cosa de ir escalando posiciones más tarde).

¿QUÉ PASA SI, LUEGO DE TODA ESTA SITUACIÓN TAN DESAGRADABLE Y ENGORROSA SE DESOCUPA UN NUEVO ASIENTO? ¿DEBO OCUPARLO?

¡No, jamás! Sería como empezar todo de nuevo, especialmente si su contendiente (sea macho dominante o guerrera amazona) decide seguir de pie. La única posibilidad es que a lo largo del viaje todo el pasaje haya sido completamente reemplazado y no quede un testigo del oprobio; sin embargo, siempre estará el chofer, que suele ser un serio candidato a Líder de la Tribu (porque tiene el vehículo, un cargo oficial, etc.). Paciencia. Una palabra: Arsénico. O la posibilidad de convertirse en su Consejero Real y gobernar desde las sombras (tambien funciona ser el mago o brujo de la corte y ganarse los respetos del rey, acuerdese de Merlin).

¿CÓMO SE DEBE REACCIONAR SI SUBE UNA EMBARAZADA O UN ANCIANO, UD. SE PARA PERO PORQUE JUSTO  LLEGÓ A SU DESTINO, Y EL BENEFICIARIO SE SIENTA Y SE DESHACE EN GRATITUD?

Aaah, esta es complicada. Algunos principiantes suelen confesar en voz alta su ausencia de mérito (diciendo “no, ya me bajaba”, con una sonrisita estúpida), arrepintiéndose de inmediato al percibir la mirada de decepción y desprecio por parte del beneficiario. Si bien por el hecho de bajarse las posibilidades de convertirse en el Lomo Plateado de la comunidad integrada por los pasajeros se reduce considerablemente, nunca hay que descartar que –especialmente si ud. suele tomar siempre ese colectivo en el mismo horario- vuelva a viajar con algún otro miembro de la comunidad, que podría delatarlo ante la nueva “tribu”, bajando su rango a los niveles que ya hemos descripo más arriba (acuerdese del bufon de la corte); por lo que debemos fingir que el cedismo de asiento ha sido intencional, pasándonos las paradas que sean necesarias para que la ilusión tenga fuerza (cuanto más largo sea el exceso de paradas, más autoridad podrá reclamar ud, redundando esto en más pieles de animales, o pescado, o cabras o esclavos o vírgenes de la tribu rival).

¿QUÉ PASA SI AL COLECTIVO SUBEN MUCHAS MUJERES EMBARAZADAS, MUCHAS PERSONAS CON UN NIÑO EN BRAZOS, MUCHOS ANCIANOS Y MUCHOS TULLIDOS Y TODO EL PASAJE HA DEBIDO CEDER EL ASIENTO? ¿EN QUÉ POSICIÓN SOCIAL NOS DEJA ESO?

Nos deja, lamentablemente, en una situación de igualdad con los demás, que sólo podrá ser resuelta cuerpo a cuerpo en la Cúpula del Trueno. Entrénese diariamente con su tridente o su lanza de punta de cuarzo.

¿Y SI SUBE LA EMBARAZADA O EL VIEJITO Y YO ME ENCUENTRO DEL LADO DE LA VENTANILLA Y LA QUE CEDE EL ASIENTO ES LA PRINCESA QUE LLEVO A MI LADO?

Aqui en donde se puede decir que usted pierde por default, más esto no impede que todos los pasajeros lo vean con desprecio mientras que la princesa amazona que cedio el asiento se cubre de triunfo y gloria sin que usted pueda hacer algo para remediarlo.

Pues como vemos el arte de ceder el asiento es tan complicado que cuando usted vea a alguien haciendo este ritual en el camion camino a su casa o destino no dude en ver en que posicion de las mencionadas aqui se encuentra dicho sujeto y si es necesario otorguele su total admiración (reconocerlo como jefe de la tribu) que no es nada fácil.

Creative Commons LicenseBy MiGuE bLoG by Miguel Angel Vidal is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-No comercial-Sin obras derivadas 3.0 Unported License.

    • elrichi
    • 3/04/09

    Sabia que ir parado siempre es buena idea, eso de ceder asiento es muy complicado, y no creo poder seguir cada regla al pie de la letra,mmmmm…. la duda es ¿que posicion ocupan em la tribu o la isla los que van parados?

  1. richi creo que tendrias un nivel medio algun comerciante por ejemplo con todos los privilegios de criticar como los demas habitantes del camion pero serias visto como un mexicano triunfador en EUA (respetado pero discriminado a tus espaldas) por ir de pie y no sentado y disfrutar de ese privilegio de estar en una curul del camion. jajaja

  2. Richi siempre seguira siendo un ewok. Punto… para mi, jajaja.

  3. yo solo doy el asiento a embarazadas o ancianos…los demás que se vayan parados mira que! … jajaja ademas para que se suben con 34 bolsas al camion si nada mas van a estorbar y nada les asegura que tendran asiento, ay no pues que se vayan en taxi jejeje😛

    • elrichi
    • 4/04/09

    por eso migue cada que trae su maleta de 400 kg paga taxi

    • J.Luis
    • 5/04/09

    caya che richi q cuando t subes al camion t haces el dormido😄 asi como en forum jajaja

  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: